terça-feira, fevereiro 05, 2013

Los libertarios siempre seremos minoría

Los libertarios siempre seremos minoría:
La desesperanza nos abate a los libertarios (no importa si minarquistas, liberales, libertarios, anarcocapitalistas,…) cuando, dándonos cuenta de que la razón – incluso la moral – están de nuestro lado a la hora de argumentar contra el estado, nos vemos incapaces de hacérselo ver a los demás: ¿Somos acaso especiales? No. ¿Más inteligentes? Tampoco.

Permítanme que le demos un vistazo a los principios de la psicología de la persuasión: reciprocidad, consistencia, validación social, atracción/agrado, autoridad y escasez.
Los hechos: hoy el 70% de los españoles no son productivos (jubilados, niños, parados, funcionarios, banqueros, empleados en empresas sobresubvencionadas, …) ¿Cómo esperar que una mayoría puede ver con buenos ojos ideas antiestatistas? Estamos condicionados, chantajeados y hemos olvidado pensar independientes gracias a la educación que nos ha dado el estado. La connivencia con que los medios “agradecen” al estado su seguridad no hace sino impedir que contactemos con otras formas de pensar. El 30% restante tampoco estará por la labor de repensar la estructura social en que vive: miedo a ser señalado como loco alegre, iluso, soñador. Le basta con ser un trabajador digno y no robar a nadie para comer él. Es un grave error:

Debes no robar, trabajar y producir más de lo que consumes, para que los “señores” puedan seguir robando, ya que tú no lo necesitas. Y cuando necesites algo de aquello que los “señores” han escrito en el catálogo de necesidades socialmente permitidas, siempre habrá unas migajas a repartir gracias al invento de la solidaridad obligatoria (¡justicia social!) .

Este sistema no puede funcionar eternamente, claro, pero al estado le da igual: caeremos todos juntos en la fosa que nos hemos cavado.

Sem comentários:

Enviar um comentário