segunda-feira, julho 01, 2013

A Alimentação não pode ser um negócio

A/C Seguro e amigos da Terra da Demagogia, Louçãnettes, Comunocassetes, Motas Soares e camaradas e cheerleaders do Governo, etc:

La alimentación no puede ser negocio:
El líder del trasnochado socialismo español, Alfredo Pérez Rubalcaba, .. antes que decir algo sensato, prefiere dar rienda suelta a su habilidad para las frases bonitas. La última que ha lanzado este famoso químico español ha sido: "La salud no puede ser negocio". Desde luego, en un primer momento suena bien .. El problema es que, en la vida real, se trata de una soberana estupidez. Una frase hueca y ridícula, tras la cual sólo existe el vacío intelectual y la falta de propuestas serias.

Parece censurar con ello cualquier iniciativa privada que pretenda ofertar servicios sanitarios a cambio de dinero. Como si los servicios públicos sanitarios fueran gratis. La sanidad de calidad cuesta dinero, mucho dinero .. Es decir, se trata de uno de los servicios que necesitan de más recursos económicos y, sin embargo, su gestión la hemos puesto hasta ahora en manos casi exclusivas de lo público. Craso error.
Puestos a decir frases lapidarias ridículas, imagino que dentro de poco podríamos escuchar: "La alimentación no puede ser negocio"; y que acto seguido se expropiara Campofrío, Cuétara, Navidul, Telepizza, Cinco Jotas, Puleva o Ybarra. Si a Rubalcaba le parece mal que empresas privadas ganen dinero con la salud de los ciudadanos, imagino que también le parecerá un escarnio que haya empresas que obtienen pingües beneficios por ofrecer productos que calman nuestra necesidad básica de alimentarnos.

Seguimos siendo, en ocasiones, un país de pandereta, en el cual siguen produciendo urticaria conceptos como negocio, beneficio, capital, propiedad, privado o enriquecimiento. El hecho de que ofrecer un producto o servicio sea negocio es realmente estupendo, porque eso significa que será sostenible en el tiempo, que generará empleo, pagará impuestos y ofrecerá beneficios, lo cual será bueno para todos, porque esos beneficios se dedicarán a consumo, a reinversión o a ahorro, y las tres posibilidades son positivas para toda la sociedad.

Sem comentários:

Enviar um comentário